5 Diferencias entre calentar y quemar tabaco

Alternativa al cigarro iqos

Antes de comprar algo siempre es importante comparar y conocer bien lo que piensas adquirir. Si estás considerando la idea de dejar el cigarro tradicional y optar por un dispositivo para calentar tabaco, a continuación te compartimos las 5 principales diferencias para que puedas tomar mejor una decisión.

1.    Temperatura: la principal diferencia entre calentar el tabaco y quemarlo es su grado de calor, mientras que el cigarro llega a temperaturas altas provocando la combustión del tabaco, un dispositivo para calentar tabaco utiliza tecnología para lograr una temperatura controlada.

Alternativa al cigarro iqos

2.    Humo vs. vapor: como resultado de la temperatura controlada, el tabaco calentado no produce humo a diferencia del cigarro, esto se vuelve una ventaja ya que el humo contiene una mayor cantidad de sustancias nocivas o potencialmente nocivas.

3.    Olor: el olor es sin duda un elemento muy característico del cigarro y causa de incomodidad para algunas personas, un calentador de tabaco como IQOS elimina el humo y por lo tanto disminuye en gran medida el olor, así que podrás olvidarte del olor a cigarro en el cabello, en la ropa y en las manos.

Alternativa al cigarro iqos

4. Cenizas: los usuarios de los dispositivos calentadores de tabaco IQOS, encuentran que su uso es más limpio ya que no genera cenizas y no produce olor a cigarro.

 

5. Quemaduras: con el cigarro  tienes que prestar especial atención a tu entorno para evitar quemar algo o a alguien, los dispositivos para calentar tabaco no usan fuego y su mecanismo para calentar el tabaco se encuentra al interior, por lo que no tendrás que preocuparte por ocasionar  alguna quemadura.

 

Por supuesto no solo hay diferencias, también hay similitudes como que que ambos utilizan tabaco real, el cual contiene nicotina de forma natural, sustancia adictiva que no está libre de riesgo.